La orquídea de origen mexicano es costosa y compleja de cultivar. Sin embargo, la industria alimentaria nos ofrece una amplia variedad de productos con este sabor a un precio muy accesible.