El mandatario estadounidense aseguró que atacará algunos de los principales iconos patrimoniales iraníes si Teherán toma represalias por la muerte de Qasem Soleimaní.

Lea El Artículo