La violencia en el estado se sigue recrudeciendo a pasos agigantados