Al norte de la Patagonia argentina, un grupo de científicos descubrió un nuevo gigante: un dinosaurio herbívoro de unos 30 metros de largo y que vivió hace 86 millones de años.