2019 nos deja la decisión de los congresistas de bajarse los sueldos en un 20 por ciento.