Desde el 1 de diciembre van 756 colombianos heridos con estos explosivos; 249 son menores de edad.