El crack que ahora es vicepresidente ya muestra su impronta. Boca, Boca, Boca todo el día.