Una mirada desde la psicología a algunas de las películas más emblemáticas de la fábrica de sueños, deja ver relaciones torcidas entre progenitores e hijas