Se le llama «stream» a las transmisiones en vivo a través de las diferentes plataformas que ofrecen videos, ya sea por Youtube, Facebook, Twitch, Instagram, etc, el objetivo es conectar con la audiencia en tiempo real. Y si hay alguien que saca mucho provecho de todo esto son los gamers.

Y es que en la comunidad se conoce a los «streamers» como las personas que hacen estas transmisiones y en donde muestran su habilidad en los videojuegos. Muchas veces no necesariamente tienen que tener habilidad, sino que más bien tienen que ver con el entretenimiento que ofrece quien transmite. Sin embargo se necesitan más que ganas para hacer este tipo de transmisiones, también tiene que ver el equipo.

Un buen equipo es la clave para que tu video tenga calidad, a nadie le gusta ver trasmisiones con baja resolución, que se estén parando continuamente o que no se vean bien en general. Por ello necesitas una PC de escritorio la cual te ofrezca la oportunidad de hacer las cosas que desees sin comprometer tus videos.

Otra cosa es el audio, no hace falta tener un micrófono profesional si no necesitas un sonido muy nítido, sin embargo sí que tienes que tomar en cuenta que no haya ruido de fondo que pueda ser molesto, es mejor transmitir cuando estés 100% seguro de que no tendrás interrupciones o sonidos que molesten a tu audiencia.

Finalmente elige un juego en el que muchos se sientan atraídos (pero no estés saturados) normalmente son juegos que no pasen de moda y no necesariamente tiene que ser del momento. Recuerda que todo es práctica y es cuestión de tiempo para ser mejor.