La pintura es una actividad que desarrolla una parte del cerebro muy creativa. Desde pequeños nos enseñan a pintar, sin embargo con el tiempo perdemos ese hábito, todo por no creer que seamos «lo suficientemente buenos» o por que no nos llama la atención.

Sin embargo esta actividad es muy buena durante estos tiempos de aislamiento social, pues además de un método de escape, es una forma de sacar todo lo que tengamos en nuestra mente.

Y si no te llama la atención o no se te da, hay muchas cosas cosas que puedes dibujar, no tiene que ser una obra maestra, puede ser algo tan simple como una flor o algo que pase por tu mente, las posibilidades son infinitas.

Así que si no te animas, trata de acercarte a esta saludable actividad, la cual es buena para chicos y grandes. Verás que no te arrepentirás.