Comenzaron este ambicioso edificio en 2013, con la promesa de terminarlo en 2017. El rol de Donald Trump y la batalla de los propietarios.

Lea El Artículo