Se dice que el sueño es algo sagrado, sin embargo muchas veces nos mal pasamos y no nos damos el suficiente descanso. Y si pareciera que esto es algo a lo que no se le debe dar mucha importancia debes de saber que dormir las horas suficiente es tan necesario como tomar agua.

Cuando descansamos y dormimos no solo reponemos energías, también reposamos la mente por un momento y la dejamos relajarse después de tanta rutina y estrés en el día. Por ello es que cuando duermes mínimo 8 horas te sientes con mejor humor.

Dormir también ayuda a acelerar el metabolismo, esto es que el cuerpo se agiliza y por ello es que estamos más alertas. Cuando no se descansa es como si le dijeras a tu cuerpo que estás en un estado de alarma por lo que desacelera (como un auto) el metabolismo y lo pone en una especie de «modo de emergencia» por lo que no quemas grasa y comienzas a almacenar lo importante.

Así que la próxima vez que sacrifiques tus horas de sueño recuerda que es muy importante que hagas espacio para ello debidamente.