“No creo que las personas consideren siempre su bienestar mental cuando interactúan con el computador», comenta desde Inglaterra Elizabeth Sillence, quien desde el 2004 comenzó a investigar sobre salud y mundo virtual

Lea El Artículo