A Chiquis Rivera nunca le ha gustado compararse con los demás, sin embargo es evidente que entre ella y otras famosas del espectáculo ha habido algunos roces. Uno de los más sonados fue con Frida Sofía, hija de la cantante Alejandra Guzmán. Y a pesar de que entre ellas no se mandan indirectas, es imposible para los fans no compararlas y ante eso hay una ganadora evidente.

Chiquis sabe mostrar lo mejor de dos mundos; por un lado el glamour y la fortuna y por el otro lo sencillo de la vida cotidiana. Y lo cierto es que lo hace muy bien.

Basta con ver el Instagram de Chiquis para darse cuenta que la famosa hija de Jenni Rivera puede pasar de estar exageradamente producida, a mostrarse muy relajada usando únicamente ropa deportiva y sin maquillaje.

Lo cierto es que a Janney no le importa el qué dirán y en sus fotografías se muestra perfectamente esto. Por otro lado están sus curvas, pues la cantante siempre se ha mostrado orgullosa de ser una chica curvy lo cual hace que su actitud sea aún más honesta.

Por su parte la hija de Alejandra Guzmán prefiere ser más selectiva al momento de compartir imágenes en Instagram, con fotografías en donde muestra su mejor ángulo selecciona cuidadosamente lo que quiere que vean sus seguidores.

Y no es que esto sea algo malo, sin embargo la naturalidad de Chiquis es algo que encanta a sus fanáticos. Basta con comparar el número de seguidores de cada una, mientras Chiquis tiene 3.7 millones de seguidores, Frida reune solo 1.3, nada mal pero sin duda la diferencia es de casi el doble.