Fue 2-1, con goles de Maxi Moralez y Heber. Muyl había abierto la cuenta para el perdedor.