La clásica serie estrenada a finales de la década de los 80 regresó en la plataforma de streaming con una serie que dejó encantados a los fans de la original y atrapó a quienes han tenido su primer encuentro con ella.

Netflix realizó capítulos que rondan los 50 minutos en donde se presentan historias reales sin respuesta que hasta el día de hoy han dado de qué hablar. Lo mejor es que los temas van desde asesinatos hasta fenómenos más ficticios, sin embargo la serie apunta a crímenes más reales que dejarán a la audiencia convencida de que “la realidad siempre supera a la ficción”.

El espectador entonces se vuelve partícipe del misterio y se le dan todas las piezas para que intente resolverlo, sin embargo siempre se quedará la duda en el aire. Lo cierto es que la fórmula parece no tener vigencia y es una buena hora de entretenimiento para los amantes del misterio.

Así con un enfoque moderno regresa este clásico de la televisión y nuevamente vuelve para agitar las aguas de los sucesos que han marcado a muchos en busca de una respuesta ¿Será que la respuesta esté en la cabeza de alguien?