Agujeros negros, materia y energía oscura: por qué los científicos están tan atraídos por la oscuridad a la hora de nombrar conceptos, fenómenos y para pensar el universo