El Presidente admitió que se equivocó en su discurso del lunes