¿El talento se hereda o se obtiene? Esta es la gran pregunta que a muchos pone a pensar, y es que si bien hay artistas que le pasan indiscutiblemente la estafeta a sus hijos, hay otros jóvenes que no logran tener el mismo impacto que sus famosos padres. En esto pueden ser muchos factores los que influyen, algunas veces la sombra de sus progenitores es muy difícil de superar, mientras que en otras no logran tener un buen efecto en el público.

En México una de las jóvenes más fuertes es sin duda Ángela Aguilar, la hija del talentoso y a veces nada modesto Pepe Aguilar, quien ha preparado a su retoño para ser una máquina de ventas con una potente voz y una belleza que la hacen perfecta para la industria. En alfombras rojas y en conciertos se ha mostrado como toda una profesional a sus 16 años y sin duda su vida de lujos la han enseñado a que le encanta vivir bien.

Pero muy de cerca están las nietas del grande Vicente Fernández, las gemelas hijas del Potrillo han demostrado que también tienen una potente voz y un estilo diferente que mostrar, si bien su campaña ha sido más discreta que la de Ángela, Camila, la más interesada en esto, muestra que no necesita de las tablas de su padre para salir adelante.

Y así han salido los hijos de famosos, si bien Chiquis Rivera a veces recibe más críticas por cómo llevó las cosas con su madre, ella es querida y reconocida por trabajadora. Ya sean los más grandes o los más pequeños de la familia se preparan para continuar con el legado familiar, cueste lo que cueste.