La suspensión del Gran Premio se suma a la de la Superliga de futbol y otros eventos.