La mayoría de los comercios de Bogotá permanecieron abiertos el martes. Sin embargo, columnas muy diversas de manifestantes no desistieron y marcharon a lo largo de la mañana de forma pacífica, según destacaron las propias autoridades.

Lea El Artículo