Parece que una de las cadenas más grandes de comida rápida en el mundo encontró la solución para el distanciamiento social. Se trata de la empresa de hamburguesas Burger King, quien ha puesto una divertida solución para alejar a las personas.

En diferentes partes de Europa la vida poco a poco está comenzando a integrarse a la llamada «nueva normalidad»; un mundo en el que se toman extremas precauciones para no originar un nuevo brote.

Por ello es que Burger King utilizó sus clásicas coronas de cartón y las adaptó para que sea más fácil mantener la distancia social. En las redes sociales ya están siendo todo un hit.

Esta propuesta resulta divertida y muy creativa, además de que muchos encuentran irónico que es precisamente una corona la que está ayudando a combatir el «Coronavirus».