En un mundo donde es fácil conseguir información en Internet, puede que resulta normal tomar investigaciones o artículos que son buenos y no darle crédito al autor original, sin embargo esta es una mala práctica que se debe de cambiar pues el crédito original siempre debe de estar referenciado. Hoy te explicamos por qué.

Si eres periodista, estudiante o simplemente estás haciendo una investigación debes de saber que lo primordial para que tu trabajo tenga validez es citar de dónde obtienes tus fuentes, en más de una ocasión las personas se inventan los datos por lo que una fuente confiable te escudará en contra de quienes le resten validez a tu investigación.

Por otro lado debes de recordar que el trabajo que tomas también tomó tiempo y dedicación, esto es algo que te está ayudando para lograr avanzar en tu trabajo por lo que lo más cordial es citar la fuente original y así darle proyección a que el autor pueda obtener más sobre su tema.

Finalmente recuerda que lo ético es no mentir y cuando no citas algo pareciera como si quisieras atribuirte el trabajo ajeno. El trabajo intelectual también vale, y mucho pues es gracias a él que pueden surgen ideas revolucionarías, así que piensa en esto cuando debas de elaborar una investigación.