Si ustedes se preguntan cuántas cirugías lleva en su persona la ex integrante del grupo musical RBD y hoy «primera dama» del estado mexicano de Chiapas, Anahí, se encontrarán con que la respuesta quizá sea una cifra inexacta y difícil de obtener, sin embargo, es el último «arreglito» de la actriz, el que sin duda provoca terror.

Una fotografía que la esposa de Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, subió a su cuenta de Instagram, la muestra con un rostro mucho más afilado, unos ojos fuera de proporción y labios inusualmente gruesos, lo que podría tener dos razones, o es una más de sus cirugías, o bien, simplemente usó mal algún filtro de imágenes.

Lo cierto es que la también cantante ha lucido varios cambios físicos desde que apareció en los reflectores a principio de los años 80 en el programa «Chiquilladas», hasta su incursión en la música con RBD y ahora en la política, pero no por ello, cada uno deja de sorprender.

Definitivamente la mujer que aspira a ser la nueva Gaviota (el que entendió, entendió), ya no es la niña regordeta y chocante que aparecía en la televisión, pues ahora solo luce siempre delgada y estilizada, aunque la segunda característica, parece que siempre la conservará.