Su nombre es Magdalena Wosinska, es una fotógrafa de 30 años y ha recorrido gran parte del mundo posando desnuda.

Sin embargo cada una de sus fotografías son debidamente cuidadas para no infringir las políticas de desnudos establecidas por Instagram, donde por cierto tiene más de 160 mil seguidores.

Cabe mencionar que el objetivo de posar completamente desnuda no es para presumir su cuerpo al natural.

Durante una entrevista para The Sun, Wosinska señaló que sus desnudos son intemporales y que sin ropa nadie puede decir a que estatus, clase o grupo se pertenece.

Esta idea surgió hace varios años cuando tuvo que hacer un proyecto fotográfico en clase, pero al no tener un atuendo bonito para ponerse decidió quitarse la ropa.

De esta manera podemos ver imágenes suyas y de algunas modelos junto a caballos, en la bañera, en medio de un valle o al lado de un avión.