Jimmy Rodríguez es un apasionado de la salsa y un gran exponente del género, si bien en su historia se ha cruzado con otros estilos, lo cierto es que lo suyo es el baile y la alegría. Él es un participante del reality La Voz, sin embargo su talento va más allá pues de esta experiencia planea sacar muchas más cosas buenas. En entrevista exclusiva para el podcast Funda Metal relató su historia.

Desde chico fue apasionado por las artes; le gustaba el baile y el canto, desde los 12 años comenzó a desarrollar su talento y fue a los 16 que empezó a trabar de lleno en esta área. Cuando tenía 18 se mudó a México y a los 21 ya estaba desenvolviéndose en todo tipo de género desde el pop hasta la cumbia, pasando por las baladas y el duranguense. Su oportunidad llega cuando lo llaman a la Orquesta de Guadalajara en donde canta salsa y ahí encontró su género predilecto.

Lo cierto es que Jimmy es todo un exponente del género pues no solo proyecta el dinamismo y la energía que necesita la salsa, sino que también sabe darle su toque. Aprendió a bailarla y ahora es uno de los artistas latinos que están pisando fuerte en Estados Unidos.

De sus 6 años en Los Ángeles ya se ha hecho de buenos proyectos, sin embargo tuvo que comenzar desde abajo pues no tenía cómo pagar sus gastos.

«Tuve que sacar un permiso para poder cantar con la guitarra en las calles de Santa Mónico, así vestido de mariachi», recuerda

Grabó su primer disco de salsa titulado Te entrego mi amor en donde combina ritmos colombianos con su estilo personal. Sus canciones tienen toda su esencia y fueron arregladas por su productor, Óscar Lozano. Sin duda todo un creador natural.

Una experiencia llevó a la otra y llegó al casting de La Voz en donde se convirtió rápidamente en uno de los favoritos. Si bien esta experiencia se vio interrumpida por la pandemia de coronavirus, Jimmy tiene muchas cosas en puerta que no planea dejar a un lado.

Por lo pronto tiene planes de terminar su experiencia en La Voz y hace su tour por Latinoamérica, en donde tiene contemplado ir a México. Su mayor objetivo es Sudamérica y tiene pensado hacer lo que sea para que las personas se sientan seguras y se la pasen bien en sus presentaciones pues proyecta su sueño con mucha pasión.