JUPITER, Fla. – El gobernador de Florida Ron DeSantis se ha negado a emitir una orden estatal de «quedarse en casa» para detener la propagación del nuevo coronavirus porque la enfermedad no ha afectado a muchas áreas del estado, dijo.

Al menos 30 estados han emitido órdenes de quedarse en casa en todo el estado hasta ahora. Florida, entre los ocho estados con el mayor número de casos de COVID-19, es el único sin dicha orden.

El enfoque de DeSantis al tratar de controlar la enfermedad sin causar un daño indebido a la economía refleja los comentarios del presidente Donald Trump, quien el lunes reiteró su creencia de que no se necesita una orden nacional de quedarse en casa.

«Hay algunas partes del país que están en problemas mucho más profundos que otras», dijo a los periodistas. «Hay otras partes que, francamente, no están en problemas».

Pero a medida que el brote avanza en todo el país, los funcionarios de salud pública enfatizan que la falta de pruebas está ocultando la verdadera imagen de la epidemia, una situación que, según ellos, se está desarrollando en Florida.

Hasta el martes por la noche, 29 de los 67 condados de Florida tenían 10 o menos casos de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. En 13 condados en gran parte rurales y pobres, principalmente en la parte norte del estado entre Gainesville y Tallahassee, no se han reportado casos al departamento de salud del estado.

Sin embargo, muchos condados rurales han evaluado a menos de 75 pacientes en las últimas dos semanas, según datos del departamento de salud.

Con información de USA TODAY