El episodio ocurrió en Turín