SHANGHAI (Reuters) – Un nuevo virus de la gripe que se encuentra en los cerdos chinos se ha vuelto más infeccioso para los humanos y debe vigilarse de cerca en caso de que se convierta en un posible «virus pandémico», según un estudio, aunque los expertos dijeron que no existe una amenaza inminente.

Un equipo de investigadores chinos analizó los virus de la influenza encontrados en cerdos entre 2011 y 2018 y encontró una cepa «G4» de H1N1 que tiene «todas las características esenciales de un posible virus pandémico», según el documento, publicado por la revista estadounidense, Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

Los trabajadores de granjas porcinas también mostraron niveles elevados del virus en la sangre, dijeron los autores, y agregaron que «la vigilancia estrecha en las poblaciones humanas, especialmente los trabajadores de la industria porcina, debe implementarse con urgencia».

El estudio destaca los riesgos de que los virus crucen la barrera de especies hacia los humanos, especialmente en regiones densamente pobladas de China, donde millones viven cerca de granjas, instalaciones de cría, mataderos y mercados húmedos.

Se cree que el coronavirus actual que está arrasando el mundo se originó en murciélagos de herradura en el suroeste de China y podría haberse propagado a los humanos a través de un mercado de mariscos en la ciudad central de Wuhan, donde se identificó por primera vez el virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) leerá cuidadosamente el estudio chino, dijo el portavoz Christian Lindmeier en una sesión informativa en Ginebra el martes, diciendo que era importante colaborar en los hallazgos y vigilar las poblaciones de animales.

«También destaca que no podemos bajar la guardia sobre la gripe y debemos estar atentos y continuar la vigilancia incluso en la pandemia de coronavirus», agregó.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo en una conferencia de prensa diaria el martes que China estaba siguiendo de cerca los acontecimientos. «Tomaremos todas las medidas necesarias para prevenir la propagación y el brote de cualquier virus», dijo.

El estudio dijo que los cerdos se consideraban importantes «vasos mezcladores» para la generación de virus de influenza pandémica y pidió una «vigilancia sistemática» del problema.

China tomó medidas contra un brote de H1N1 aviar en 2009, restringió los vuelos entrantes de los países afectados y puso en cuarentena a decenas de miles de personas.

El nuevo virus identificado en el estudio es una recombinación de la variante H1N1 2009 y una cepa que alguna vez prevaleció en los cerdos.

Pero si bien es capaz de infectar a los humanos, no existe un riesgo inminente de una nueva pandemia, dijo Carl Bergstrom, biólogo de la Universidad de Washington.

«No hay evidencia de que G4 esté circulando en humanos, a pesar de cinco años de exposición prolongada», dijo en Twitter. «Ese es el contexto clave a tener en cuenta».

Se informó que más de 10.3 millones de personas fueron infectadas por el nuevo coronavirus a nivel mundial y 504,269 murieron, según un recuento de Reuters.

Con información de Reuters