Si hay algún sector que es muy golpeado (literal) en lo que la cultura vial se refiere, son los «bikers«.

Las personas que usan la bicicleta para todo, hasta para ir a trabajar, se han visto mermados por la falta de tacto y amabilidad de los conductores.

Este fenómeno se da, a pesar de que existen vías especiales para ellos, pero que quienes manejan otro tipo de vehículos, no respetan.

Es por eso que se ha creado la Emoji Jacket, una chamarra que en la parte de atrás, gracias a luces LED, muestra emojis y direcciones para orientar a los automovilistas.

Desde caritas felices hasta señales de peligros, los ciclistas podrán activar estas señales gracias a un control remoto colocado en el manubrio de su bicicleta.

Creada en Países Bajos, en asociación con la empresa Ford, ya se ha convertido en toda una sensación en la Unión Europea, por lo que no tardará en llegar al continente americano.

Y es que cifras datan que, cada año, mueren más de dos mil ciclistas por accidentes, sin tomar en cuenta a los motociclistas.

La Emoji Jacket se ha convertido en una vía de comunicación certera entre los ciclistas y los automovilistas, pues se presta al humor, sarcasmo y evita lo molesto que podría ser el sonido de una bocina o un gesto grosero.

Es una medida que, según Emmanuel Lubrani, quien opera en Ford Europa, alivia las tensiones entre los que se encuentran en la hora pico del tráfico vial.