Después de su separación con Irina Shayk, Bradley Cooper optó por lucir un nuevo cambio de look que no ha gustado a muchos