Las concursantes del certamen de belleza desfilaron en trajes de baño rojos, recorrieron el escenario con vestidos de noche de escotes vertiginosos y respondieron preguntas sobre el cambio climático y los derechos humanos.