Aunque el interés por esta moneda cayó, la cantidad de bitcoin gastada con fines ilegales alcanzó un nuevo máximo en 2019.

Lea El Artículo