BERLÍN – El ministro de salud de Alemania dice que su país tiene alrededor de 1,000 pacientes con COVID-19 en cuidados intensivos y que su sistema de salud puede hacer frente a los números por ahora.

Alemania tiene la quinta mayor cantidad de infecciones en el mundo, con más de 30,000 personas que dieron positivo. Pero las autoridades dicen que las pruebas relativamente amplias han detectado muchos casos leves, y la tasa de mortalidad del país ha sido baja hasta ahora en comparación con los del sur de Europa.

Alemania tiene 172 muertes, según un recuento de la Universidad Johns Hopkins.

El ministro de Salud, Jens Spahn, dice que el número de pacientes en cuidados intensivos «es una cifra con la que el sistema de salud aún puede lidiar». Pero advirtió que no está claro cómo se desarrollará la situación en las próximas dos o cuatro semanas.

Alemania ha cerrado en gran medida la vida pública y ha prohibido las reuniones de más de dos personas en público.

Con información de AP NEWS