Tras sufrir una caída sin mayores consecuencias en su residencia oficial la noche del lunes, Bolsonaro fue dado de alta la mañana siguiente, aunque el equipo médico del Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia orientaron que debería permanecer en reposo.

Lea El Artículo