Ejército brasileño desplegó dos aviones Hércules C-130 para combatir el fuego