Australianos furiosos enfrentaron este jueves al primer ministro Scott Morrison, a quien acusaron e insultaron mientras visitaba una zona devastada por los incendios.

Lea El Artículo