Increíblemente, el humo de los incendios que asolan a Australia han viajado más de 10 000 kilómetros hasta llegar a los países sudamericanos.

Lea El Artículo