Por Eduardo Mackenzie 26 de diciembre de 2019 ¿De qué sirve desarticular una red asesina que, desde Bogotá, enviaba fusiles, granadas, munición y uniformes