La fiebre de Star Wars que iniciara hace casi 40 años parece no disminuir y cobrar cada vez nuevas maneras de expresarse en casi cada rincón de la tierra e incluso en el aire.

Conoce a la enfermera más sexy del mundo.

Tal es el caso de la aerolínea japonesa ANA que ya hace casi dos años llevó hasta sus aeronaves esta fiebre al pintar uno de sus Boeing 787-9 Dreamliner con los colores del famoso androide R2-D2, causando revuelo entre sus clientes.

Un tiempo después, con la llegada del «Episodio VII» de esa saga intergaláctica, la misma aerolínea puso un segundo avión en el tema, pero esta vez pintándolo como el pequeño BB-8, uno de los protagonistas de la más reciente entrega de esta serie.

Ahora, es el turno de los colores de C-3PO, aquel androide tipo humanoide color dorado, los que serán utilizados para decorar uno más de los aviones en este proyecto que ha llamado la atención de los aficionados tanto a la saga como a la aviación en general.

Además de pintar los aviones con los motivos de Star Wars, la aerolínea ofrece varios artículos coleccionables a sus pasajeros y varias sorpresas que pueden ser descubiertas durante el viaje.

Mientras tanto, ¡que la fuerza los acompañe!