Un hombre en Jonacatepec, México, se fue a su casa con tres botellas de aguardiente (una forma de alcohol de grano) y le dijo a su esposa que las había comprado a través de un amigo.

Tres horas después de beber, el hombre, cuyo nombre no fue revelado por las autoridades, experimentó un fuerte dolor abdominal, vomitó en exceso y gritó pidiendo ayuda cuando comenzó a perder la vista. Aunque su familia trató de ayudarlo, murió horas después, informó el jueves el periódico mexicano Reforma.

Su esposa dijo que las botellas no estaban marcadas, sin sellos.

Las autoridades mexicanas están investigando la muerte de más de 100 personas durante las últimas dos semanas que, según los informes, bebieron alcohol contaminado.

El gobierno mexicano ha tomado medidas para prevenir la propagación del coronavirus al detener la actividad no esencial. Eso ha provocado que cerveceros como Heineken y Grupo Modelo suspendan su producción, lo que lleva a una escasez de cerveza.

Algunos gobiernos locales y estatales han prohibido la venta de alcohol para disuadir a las personas de reunirse en grupos donde COVID-19 podría extenderse.

Algunos funcionarios especulan que las medidas pueden haber llevado a las personas al mercado negro a comprar alcohol ilegal que contiene sustancias peligrosas, como el metanol.

Otros apuntan al empeoramiento de la economía, que podría estar llevando a las personas a recurrir a contrabando más barato.

El metanol, un veneno de la misma familia que el etanol, puede causar dolor en el pecho, náuseas, hiperventilación, ceguera y coma.

Las autoridades iniciaron investigaciones para identificar a los proveedores y advirtieron a los mexicanos sobre el consumo de bebidas alcohólicas de origen desconocido.

En el estado de Jalisco, el departamento de salud está investigando seis muertes derivadas del consumo de alcohol adulterado en una reunión durante el fin de semana, informó Reforma.

Los familiares de las víctimas dijeron que todos estaban bebiendo en la reunión cuando comenzaron a sentirse enfermos.

Aunque no es raro que las personas en México se enfermen después de consumir alcohol producido ilegalmente, el aumento repentino durante el cierre es inusualmente alto.

Las muertes reportadas por los estados desde el comienzo del mes parecieron aumentar después del Día de la Madre, de acuerdo con informes de funcionarios y medios locales.

Con información de NBC News