Ciencia Redacción Zumby

Tras ocho meses de aislamiento, la NASA los devuelve a casa

Con miras a viajar a Marte.

59
Comparte
Foto: csmonitor.com

El aislamiento ha terminado. Tras ocho meses en cuarentena en un volcán de Hawaii, seis voluntarios de la NASA volverán a la civilización.

Un experimento que colocó a seis personas, cuatro hombres y dos mujeres en lo que buscaba imitar el hábitat de Marte y explorar las consecuencias psicológicas que sufrirían los astronautas en una misión tan prolongada.

De entrada, los voluntarios se encontraban en una amplia llanura en la que se logró que todas sus comunicaciones con el exterior llegaran con una demora de 20 minutos, el mismo tiempo que tardarían las señales en recorrer la distancia entre la Tierra y Marte.

Los datos reunidos ayudarán a la NASA a seleccionar los tripulantes que posean ciertas características y tengan mayores probabilidades de salir bien de una expedición de dos a tres años a Marte de regreso. La agencia espacial espera enviar seres humanos al planta rojo para la década de 2030.

Durante la misión, el equipo vistió trajes con sensores capaces de juzgar sus estados de ánimo y la relación con los demás mientras se encontraban en la cúpula de 111 metros cuadrados en la que convivían.

Los artefactos monitorearon sus niveles de voz y eran capaces de percibir si evitaban el contacto mutuo. También detectaban si se encontraban juntos o si discutían. Todo ello mientras participaban en juegos que permitían medir sus niveles de estrés y compatibilidad, así como detectaban si estaban abrumados.

Cuando estaban en situaciones de elevado estrés, los participantes podían “escapar” con artefactos virtuales a sitios tropicales o bien que ellos conocieran.

Según AP, este proyecto es el quinto de una serie de seis estudios financiados por la NASA en una instalación de la Universidad de Hawai llamada Exploración Espacial Análoga y Simulación (HI-SEAS por sus siglas en inglés).

Comparte