Cocina Redacción Zumby

¿Sal al café? Te decimos por qué debes hacerlo

Una combinación explosiva.

246
Comparte
Foto: Pixabay

Dos de azúcar debe ser la medida universal para endulzar una buena taza de café, sin embargo, hoy te diremos por qué deberías hacer todo lo contrario y en lugar de agregar esos dos terrones, debería más bien salarlo… Sí, salarlo.

Según el sitio especializado en el arte de beber, VinePair, la sal mejora el sabor del café e incluso ayuda a disminuir la amargura natural cuando éste resulta ser demasiado fuerte para el paladar.

De esta manera, se afirma que la sal, lejos de arruinar la bebida, podría salvar una taza de café demasiado concentrada, pero ¿cómo lograr hacerlo sin que parezca la vieja broma pesada de agregar sal a la azucarera que los niños suelen hacer en las cafeterías?

La cosa es simple. Al café molido se le puede agregar una pizca de sal y con ello lograr el efecto requerido, aunque también se puede agregar directamente en la taza, aunque cuidado, hablamos de una pizca, no de cucharadas como con el azúcar.

Y aunque usted no lo crea, esto no es simplemente una cuestión de gusto, es más bien una situación científica, puesto que los iones del sodio suavizan la amargura y por si fuera poco, no añade calorías como ocurre con la leche o el azúcar.

¿Te arriesgarás a probar esta receta?

Comparte