Astrología Estilo de Vida Redacción Zumby

Impredible: El mejor ritual para recibir el Año Nuevo

196
Comparte

Llegaron las 12 de la noche, los fuegos artificiales y las sirenas anuncian la llegada del nuevo año. Abrazos, besos, el chocar de las copas y los buenos deseos se entremezclan con esa sensación de final de una etapa y comienzo de otra. Cada año, la energía de esta celebración se respira en el ambiente, y debemos aprovecharla para ir en búsqueda de paz interior, iluminación y deseos de superación.

Construimos nuestro futuro día a día. Si nos sentimos positivos y responsables del curso de nuestras vidas, nuestro futuro será mejor. Si por el contrario nos sentimos frustrados o negativos, nuestro futuro será como lo que estamos proyectando. Un buen comienzo para recibir un nuevo año es vital para lo que vendrá.

¿Cómo nos preparamos?

Comienza a despedir el año viejo desde temprano, preparando el hogar de la manera más simple: una buena limpieza. Con energía, barre tu casa de adentro hacia afuera para sacar las malas vibras; lo ideal es que las ventanas de la casa estén abiertas y recuerda que la música o el sonido de campanas es muy buena  compañía para limpiar el hogar.

Es el momento ideal para deshacerte de objetos rotos, desechar esas prendas que hace años están colgadas en el armario y no usas, deshacerte de esa vieja pila de revistas que no lees. Lo que no te sirve puede ser de utilidad para otros….

Navidad: Estos son los regalos ideales para cada signo.

Luego de ocuparte del hogar: donar, borrar, tirar, poner orden, etc., estás listo para algo más profundo: una limpieza emocional. Cerrar ciclos, terminar con lo que no sirve, dejar ir….soltar. Proponerte a ti mismo terminar con lo que no te hace feliz: una relación, un trabajo, un hábito, pueden ser muchas cosas, lo importante es la reflexión y aceptación sobre los ciclos naturales de la vida.

La voz interior, aquella que nace del corazón, puede orientarte mejor que nadie para programar tu nuevo año, tu nueva etapa. Una nueva realidad te aguarda, y está basada en el amor incondicional y el respeto por la vida, en todas sus manifestaciones. Por eso es importante que en el 2017, tu mente esté abierta y conectada a tus más positivos deseos.

Cree en ti mismo. Cree en que conseguirás tus propósitos.

Irradia energía, pensamientos y acciones positivas, no solamente para ti sino para los demás: Causa-Efecto.

Aparta de tu mente todo pensamiento negativo sobre tu persona, y también aquellos dirigidos hacia los demás.

Sé sincero, y generoso, siempre.

Y mentaliza y visualiza tus deseos como si ya se hubieran realizado, como si se tratara de tu presente.

Recuerda que el Universo es energía. Una energía que fluye, que está en movimiento permanente. Por ello es importante que te muevas a su ritmo, y estés dispuesto a participar, hacer, decidir. Si así lo haces, estarás no solo eliminando lo que no esté funcionando en tu vida, sino emprendiendo un nuevo camino con mayor plenitud, aprovechando positivamente todas las experiencias vividas.

Estas pequeñas cosas pueden ayudarte a atraer las vibraciones positivas a tu vida, pero es muy importante también aprender a descubrir el lado bueno que hay en todo, y aceptar que todo tiene una razón de ser, que aun aquello que te lastima sirve para fortalecerte, para enseñarte y para crecer.

Sigue a Diana, La Astróloga, en Facebook y en Twitter.

Comparte