Mascotas Redacción Zumby Trends

¡Bien hecho! Prohíben cortar la cola a los perros por estética

296
Comparte
Foto: Giphy

Amputar a un animal solo para que ante nuestros ojos luzca “bonito” suena como una práctica barbárica, sin embargo todos los días miles de personas lo hacen, cuando llevan a los cachorros a cortar la cola y las orejas con fines estéticos.

Es por eso que en España han dado un gran paso para eliminar esta costumbre arraigada hasta en algunos que se hacen llamar “Dog lovers” (amantes de los perros). El Congreso determinó prohibir cortar el rabo o cola a los perros con fines estéticos.

Estas son las cuentas más famosas en Instagram dedicadas a los canes.

“La amputación de la cola en la especie canina por motivos estéticos es una práctica que debe eliminarse por tener graves consecuencias para el animal, por eso hemos presentado la enmienda aprobada hoy que pretendía que España eludiese este artículo del Convenio”, dijo el diputado español Juan López de Uralde, según reporte la agencia EFE.

El legislador argumentó que no se trata de una práctica inocua para el animal: “Causa dolor, problemas crónicos de salud, les generan dificultades de locomoción e incluso limitan su capacidad comunicativa”, indicó.

En países como México se ha legislado en contra del maltrato animal, pero según expertos y juristas, siguen habiendo muchos huecos que impiden que la ley sea efectiva y proteja completamente al mejor amigo del hombre.

El diario El Universal publicó 7 importantes razones de una veterinaria para nunca cortar las orejas y la cola a los perros.

1. No se trata de cortes sino de amputaciones.

2. La cola es la continuación de la columna vertebral en el can.

3. La cola y las orejas son vitales para la comunicación del perro.

4. No tiene fines médicos que lo sustenten, solo estéticos.

5. Es sumamente doloroso y traumático para el animal.

6. Las malas operaciones y/o manejos posoperatorios pueden causar hasta la muerte del perro.

7. Toda amputación compromete el comportamiento y desenvolvimiento normal de la mascota.

Comparte