Mascotas Mujer Redacción Zumby Salud

Mujeres embarazadas y gatos: 4 respuestas a 4 grandes mitos

803
Comparte
Foto: Pexels

Los gatos tienen mala fama desde hace muchos siglos, los han acusado de brujería, de quemar cosas, de estar relacionados con el diablo, poco a poco estas creencias han ido desapareciendo, sin embargo, aún quedan mitos relacionados al gato, la toxoplasmosis y las mujeres embarazadas que debemos aclarar.

Si estas embarazada y tienes gatos es muy probable que escuches comentarios como: “los gatos producen aborto” “el pelo de gato puede dejarte estéril” “si sigues con tu gato durante tu embarazo saldrá con malformaciones”; existe una razón por la que el gato tiene esta mala reputación y se llama toxoplasmosis.

15 pruebas de que los gatos son el camino a la felicidad.

Es cierto que la toxoplasmosis es trasmitida por los gatos, sin embargo, las creencias populares están muy alejadas de la realidad. La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito, se puede contraer de diversas formas: consumo de carne cruda, alimentos contaminados, contacto con heces de gatos infectados. La mayoría de las personas puede ser que se hayan infectado de toxoplasmosis y ni se hayan enterado, pues suele ser asintomática en personas sanas y tu cuerpo crea inmunidad contra ella.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

5 increíbles beneficios para tu salud de tener una mascota.

Para aclarar los mitos referentes a la toxoplasmosis, el embarazo y los gatos debemos responder las siguientes dudas:

1. ¿Cuándo se presentan síntomas o alteraciones por la toxoplasmosis?

En caso de presentar problemas de inmunidad (cáncer, SIDA, uso de corticoides).

2. ¿Y la toxoplasmosis puede afectar al feto?

Sí, la toxoplasmosis se puede transmitir a través de vía placentaria, y produce como consecuencia microcefalia, sordera, convulsiones, entre otras malformaciones, pero esto se produce si la madre contrae la enfermedad mientras está embarazada.

3. ¿Cuál es la prevención?

Al momento de quedar embarazada y comenzar control con tu obstetra él te pedirá exámenes para evaluar si eres inmune o no a la toxoplasmosis. Si eres inmune no debes preocuparte, ya no puedes contraer toxoplasmosis durante el embarazo. Si no eres inmune, debes evitar contraer la enfermedad durante el embarazo y hacerte evaluaciones cada 2-3 meses para vigilar que no la hayas contraído.

4. ¿Entonces si no soy inmune debo alejarme de mi gato durante el embarazo?

No. A pesar de que los gatos pueden transmitir la enfermedad, no es la vía de transmisión principal, la mayoría de los casos se transmiten a través del consumo de carne cruda, no por los gatos. Además, los gatos caseros, vacunados y que no consumen alimentos de basureros ni cazan, no suelen ser fuente de transmisión, si tu gato está sano no debes preocuparte.

Las medidas básicas para evitar adquirir toxoplasmosis durante el embarazo son: no comer carnes crudas ni alimentos de higiene dudosa, mantener a tu gato sano y cumplir con sus chequeos veterinarios, eso sí, debes evitar gatos callejeros o que se vean enfermos. Listo. hay que dejar atrás los mitos e impedir que se sigan botando gatitos cada vez que hay un embarazo en las casa.

Lee éste y más artículos interesantes en Healthy Salud.

Comparte