Cocina Estilo de Vida Redacción Zumby Salud

Si tu pollo tiene esta extraña marca, ¡no te lo comas! ¡Es mortal!

632
Comparte
Foto: Pixabay

Debido a los distintos procesos que se necesitan realizar para abastecer a la inmensa población del mundo en lo que respecta a los alimentos diarios, los productores se ven obligados a tomar ciertas medidas que les permita mantenerse a la par de la creciente demanda.

Es aquí donde surgen los ya famosos transgénicos y otros métodos de cultivo y cría de animales que buscan acelerar la producción para no crear una situación caótica de desabasto.

marca pollo
Foto: Pixabay


Esto orilla a los consumidores a tomar medidas mucho más drásticas. Pareciera que, a pesar del avance en la tecnología de los alimentos, cada vez tenemos menos seguridad de que lo comemos es tan orgánico como lo dicen las marcas.

marca blanca pollo
Foto: Pixabay


Un estudio reciente descubrió que una de las carnes favoritas del planeta está sufriendo estragos en su estructura que pueden llegar a causar serias afectaciones al organismo humano. ¿Y cuál es esa carne? Nada más y nada menos que el pollo.

marca grasa pollo
Foto: Pixabay


Lo que descubrieron los especialistas es que en las últimas piezas que se generan en las grandes granjas, comienza a aparecer con más frecuencia unas marcas blancas que muestran la cantidad de grasa en el pollo.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay


Al ser más frecuentes y más gruesas, pueden ser un claro indicio de la adulteración en la alimentación del pollo. Es decir, se le dan nutrientes y otras sustancias para que engorden más rápido teniendo la posibilidad de llegar en una menor cantidad de tiempo a manos del consumidor.

Por supuesto, que esto se traduce en un nivel de colesterol más alto en las personas que lo consumen. Hasta ahora, la única alternativa que nos queda es vigilar con más cuidado los productos que obtenemos en el supermercado y en la medida de nuestras posibilidades consumir con los productores locales, siendo esta la manera más adecuada para no poner en peligro nuestra salud.

Comparte