Fútbol Americano Redacción Zumby

La NFL responde con unidad a los insultos de Donald Trump

Más de 130 jugadores se arrodillan.

98
Comparte
Foto: Twitter / @Jaguars

Las constantes protestas de los jugadores de la NFL al momento de la ceremonia del himno nacional en los diferentes partidos, provocaron la ira de Donald Trump, quien terminó por insultarlos.

En un discurso, el presidente de Estados Unidos, se mostró furioso ante los jugadores de futbol americano que se arrodillan o permanecen sentados como protesta por el racismo en los Estados Unidos y llamó a los dueños de los equipos a despedirlos de inmediato.

No obstante, la NFL respondió por conducto del comisionado Roger Goodell, quien dijo que declaraciones como las de Trump solo son una falta de respeto hacia la NFL y sus grandes jugadores.

Trump, quien llamó “hijos de puta” a quienes se arrodillan durante el himno recibió la respuesta de Goodell por medio de un comunicado en el que refirió que los “comentarios que dividen, como este, demuestran una desafortunada falta de respeto por la NFL, nuestro gran deporte y todos nuestros jugadores, así como una falta de comprensión por lo que representan las franquicias y los jugadores en nuestras comunidades”.

“La NFL y nuestros jugadores hacen su mejor esfuerzo cuando queremos ayudar a crear un sentido de unidad en el país y la cultura. No existe mejor ejemplo que la increíble respuesta de los equipos y los integrantes ante los terribles desastres naturales que hemos experimentado en el último mes. Comentarios que dividen, como este, demuestran una desafortunada falta de respeto por la NFL, nuestro gran deporte y todos nuestros jugadores, así como una falta de comprensión por lo que representan las franquicias y los jugadores en nuestras comunidades”.

Sin embargo, faltaba la respuesta de los jugadores, coaches y propietarios de equipos, quienes la dieron durante la jornada del domingo y lo hicieron de la forma que Donald Trump más odia, unidos y en muchos casos arrodillados.

Incluso Robert Kraft, dueño de los New England Patriots, cercano a Trump políticamente, rechazó las declaraciones presidenciales de manera rotunda: “Estoy profundamente decepcionado por el tono de los comentarios hechos por el Presidente el viernes”… “Estoy orgulloso de estar asociado con tantos jugadores que hacen tan grandes contribuciones al impactar positivamente nuestras comunidades”.

Así, los Pats, amigos de Trump se arrodillaron durante la ceremonia previa al juego en contra de Houston, mientras que en el partido jugado en Londres, los jugadores de Baltimore y Jacksonville se arrodillaron, o bien entrelazaron sus brazos en señal de unidad y los dueños de los equipos, con ellos.

Escenas similares se vivieron en Detroit, Buffalo, Washington, Carolina e Indianápolis, quienes recibieron a Atlanta, Denver, Oakland, Nueva Orleans y Cleveland, respectivamente, pero las cosas se pondrían más radicales en Chicago.

Ahí, los Bears recibieron a los Pittsburgh Steelers que decidieron no salir ni siquiera del vestidor hasta que culminara el Himno, salvo el jugador de origen español Alejandro Villanueva, quien es Teniente de la Armada de los Estados Unidos, aunque solo se quedó en la salida del túnel esperando a sus compañeros.

El caso más representativo quizá sea el del partido entre Tennessee y Seattle, pues tanto los Titans como los Seahawks decidieron quedarse en los vestidores durante la ceremonia.

Por si esto fuera poco, en el beisbol de las Grandes Ligas, considerado el deporte nacional de los Estados Unidos, se ha dado ya el primer caso de un jugador que se arrodilla y este fue el receptor de los Oakland Athletics, Bruce Maxwell, quien contó con el apoyo de sus compañeros para realizar su protesta en el partido ante los Texas Rangers.

Además, el equipo campeón del baloncesto de la NBA, los Golden State Warriors anunciaron que no asistirán a la Casa Blanca, luego de que el mismo Trump decidiera retirarle la invitación a su estrella Stephen Curry, quien antes había anunciado que él no quería ir a verle.

La directiva de los Warriors dijo que el equipo todavía hará el viaje a D.C.: “En lugar de una visita a la Casa Blanca, hemos decidido que usaremos de manera constructiva nuestro viaje a la capital de la nación en febrero para celebrar la igualdad, la diversidad y la inclusión – los valores que abrazamos como organización”.

Cabe recordar que este tipo de protestas las inició el ahora ex mariscal de campo de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, cuya postura hoy lo tiene sin empleo en la NFL, que curiosamente se ha unido por completo a su causa.

Comparte