Fútbol Americano Redacción Zumby

La mudanza de los Chargers a Los Ángeles que a nadie importa

Un vecindario poco esperanzador.

207
Comparte
Foto: Instagram / Chargers

La NFL entrará en acción en cuestión de horas y con ello se jugarán los primeros partidos de la temporada que culminará con la edición LII del Súper Tazón se estarán desarrollando con suficientes cambios como para que tengas que tomar nota cada semana.

El primero de ellos es el evidente que trajo la mudanza de los Chargers desde San Diego hasta Los Ángeles y con ello darle a una ciudad que desde 1994 no tenía futbol profesional una segunda franquicia en menos de dos años después de que los Rams volvieran a ella en 2016.

Lo cierto es que los Bolts causarán bastantes confusiones y de hecho, será un reto no llamarles “San Diego” al menos una vez en el año, quizá como consecuencia de lo que dicta el subconsciente y es que si en la ciudad que hace frontera con Tijuana a pocos les interesaba su existencia, lo cierto es que en Los Ángeles tampoco serán muy populares.

Los Ángeles quería un equipo que antes los abandonó, de hecho en 1994 para jugar de nuevo en Oakland y ellos, los Raiders, también querían estar en esa ciudad, pero la oferta de Las Vegas fue mucho más atractiva y las playas doradas se quedaron con un mal premio de consolación.

Mientras los Raiders viven un reverdecer que los llevará por segunda temporada seguida a la postemporada, salvo que pase un desastre, los nuevos equipos angelinos tienen muy pocas posibilidades de darle satisfacciones a sus nuevas aficiones.

A tan poca gente le importa la llegada de los Chargers a Los Ángeles que jugarán en el Stub Hub Center, casa del Galaxy, equipo de futbol soccer de la MLS con apenas 30 mil asientos, mientras que los Rams juegan desde el año pasado en el mítico Coliseo de Los Ángeles con una capacidad superior a los 90 mil, el más grande de la NFL.

Si somos un poco justos con ellos, la realidad es que esperan la construcción del Los Angeles Stadium at Hollywood Park que tendrá una capacidad de 70 mil almas con toda la modernidad del mundo y que servirá como casa de ambos equipos, mismos que se reunirán a partir de 2020, mientras, pareciera que los Rams esperan en un gran parque, mientras los Cargadores lo hacen en el jardín trasero.

Por su parte, los Raiders también están en espera de que su nueva casa esté lista, Las Vegas Stadium estará ubicado en Paradise, a unos minutos del centro de la “ciudad que nunca duerme” y que contará con capacidad para 65 mil seguidores.

La mudanza de los Chargers podría ser casi tan desafortunada como la de Jay Cutler a Miami o la de Mark Sánchez a Chicago, algo de lo que hablaremos en breve, por lo pronto, disfruten el inicio de esta temporada, cuéntenos cuáles son sus favoritos y recuerden que viajar a San Diego ya no incluye ir a un juego de la NFL.

Comparte