Animales Redacción Zumby

La ley de la selva es comprobada por estos cocodrilos

Hasta en las mejores familias.

309
Comparte
Foto: Pixabay

“El más grande se come al más chico” es la llamada Ley de la Selva, una en la que se cree que frente a un depredador de mayor tamaño, no se podría estar a salvo, a menos que se tratara de la misma especie o eso es lo que pensaban estos cocodrilos.

Este video llega desde el noroeste de Australia, donde desde un helicóptero podemos ver como esta máxima evolutiva se comprueba una vez más, aunque los protagonistas en teoría serían primos, pues se trata de dos cocodrilos que se encontraron en el camino.

Así, podemos ver como un cocodrilo marino se come a un cocodrilo australiano de agua dulce, que es de un tamaño considerablemente menor al de su captor.

El cocodrilo marino es la especie de este reptil de mayor tamaño en el mundo ya que puede alcanzar hasta los 5.2 metros de largo y un peso de una tonelada, mientras que el Crocodylus johnstoni o cocodrilo australiano de agua dulce alcanza una longitud de 2.1 metros y suele pesar un promedio de 100 kilogramos.

Comparte